Make your own free website on Tripod.com

Culto a San UEO

Home
Instalaciones
Carácter Médico Militar
Residencia Médico Quirúrgica
Heráldica
Himno
Antecedentes
Fundación
Directores
San UEO
Bibliografía

SAN UEO
El santo patrón de los Pelones

sanueo.jpg
Dibujo original de San UEO

 Una de las características de una escuela de formación es su capacidad de crear y mantener en sus alumnos esa sensación de solidaridad y unidad familiar conocida como ESPÍRITU DE CUERPO. Diferentes actividades fomentan esta calidad de grupo entre los alumnos. Una de ellas es un proceso de integración de los nuevos alumnos al Cuerpo de Cadetes de la Institución, mediante una serie de actividades conocidas como "Novatadas" porque en ellas se va forjando el espíritu de los novatos o alumnos recién ingresados.
  Por la costumbre ancestral de cortar el pelo a los nuevos alumnos a su ingreso a la institución, en la Escuela Médico Militar, a los novatos se les ha conocido siempre como PELONES y "peloneadas" son esas actividades que los alumnos antiguos realizan para integrar a los nuevos pelones, frecuentemente con agresiones no peligrosas, ni lesivas para su persona, pero que son motivo de bromas y burlas de parte de cadetes de años anteriores..
 
  En el año de 1938, un alumno de tercer año: Manuel Rivera Toro inventó una mascota para los alumnos que con el tiempo vino a funcionar como el "Dios de los Pelones" y ha sido motivo de admiración, bromas y múltiples historias relatadas en la tradición de los cadetes.
 
  El 15 de marzo de 1965, en la celebración de los 25 años de la generación 1934-1940, el inventor de esta mascota llamada San UEO relató su creación con estas palabras:
 
  ".. Precisamente una de esas noches fue cuando se me ocurrió hacer el dibujo de un personaje que debía desbancar al PST-PST de las tiras cómicas de Popeye el Marino y en una hoja de recetario lo dibujé así: cabeza esférica con largas orejas conejudas, fascies amable, cuello con la traquea al aire, tórax tipo "jefe Rivera Magallón" y el resto del cuerpo semejante a un perro con la cola en forma de cran..."
 
  Así lo dibujó en el pizarrón del primer patio de la Escuela en Arcos de Belén, lo bautizó como Santo Patrón de los Pelones y le agregó uma aureola y le puso el nombre de UEO, que era como un grito de desahogo que su autor emitía con frecuencia después de las agotantes caminatas de entrenamiento.
Pronto SAN UEO se vió rodeado de versos en el mismo pizarrón que iniciaron la leyenda según la cual los vaticinios de SAN UEO siempre se cumplían.
  Uno de dichos versos rezaba así:
   
                "Ya volví de aquel paseo
                que ha largo tiempo emprendí
                ¿no me ven? yo soy el UEO
                ya vine, ya estoy aquí.
                Vengo de ignotas regiones
                en busca de otro trofeo,
                doy ayuda a los pelones
                que me dicen: en ti creo.
                Pero si hay algún ateo
                que dude de mi existencia,
                ha firmado su sentencia
                la que desde ahora leo:
                Con tres RRR agobiado
                sufrirá garrote vil
                y luego será embarcado
                en fatal ferrocarril..."
 
  El verso hace referencia a que los exámenes eran realizados por tres sinodales diferentes y era necesario aprobar con todos ellos para aprobar el examen; las erres indican Reprobado (o  No Acreditado) con los tres sinodales, y como consecuencia el alumno quedaría fuera de la Escuela, embarcado en un ferrocarril que lo llevaría muy lejos de la Escuela para nunca regresar...
 
Posteriormente  San Ueo fue esculpido en bronce por el Dr. José Guadalupe Martín del Campo Barba y su imagen fue vestida con uniforme de gala y se conserva en la Escuela hasta la actualidad.
 

manuelriveratoro.jpg
15 de marzo de 1965. Dr. Manuel Rivera Toro