Make your own free website on Tripod.com

La Residencia del Hospital Central Militar

Home
Instalaciones
Carácter Médico Militar
Residencia Médico Quirúrgica
Heráldica
Himno
Antecedentes
Fundación
Directores
San UEO
Bibliografía

hospitalmilitar.jpg

  Las residencias en los hospitales para la preparación de médicos especialistas en Cirugía se inició desde mediados del siglo XIX en Viena Austria, bajo la dirección de Teodoro Billroth, quien creó una escuela quirúrgica de fama mundial, donde se formaron grandes cirujanos que después llevarían este sistema de enseñanza a Norteamérica. En 1889, William Halstead inauguró la primera residencia quirúrgica con reconocimiento universitario en los Estados Unidos, en el hospital John Hopkins, que contemplaba la rotación por los diversos servicios de Medicina Interna, la atención de la consulta externa, la rotación en Anatomía Patológica y Bacteriología, contribuyendo a la mejor formación de los cirujanos.
 
  En México hubo especialistas formados en diversos cursos de la Escuela Nacional de Medicina desde 1906 y en el Hospital General de México desde 1937, pero la primera residencia hospitalaria fue creada en dicho hospital, en abril de 1942 por el Doctor y Coronel Gustavo Baz Prada, quien había sido director de la Escuela Médico Militar y para aquel entonces era Secretario de Salubridad y Asistencia del gobierno federal.
En diciembre del mismo año de 1942 se inició la Residencia del Hospital MIlitar con 6 médicos recién egresados de la Escuela Médico Militar y un Jefe de Residentes. Como la del Hospital General, se trataba de una residencia rotatoria por los servicios básicos y dándole preferencia a alguna especialidad escogida por el médico residente.
  Los primeros años esta estancia hospitalaria fué irregular, algunos médicos estuvieron tres años como: interno, sub-residente y residente; pero la mayoría solo permaneció un año en calidad de médicos internos rotatorios. La primera generación completa de internos y residentes fué la de 1947-1948. Estuvo integrada por Salvador Álvares de los Cobos, cirujano, como Jefe de Residentes; Gabriel Díaz Ordóñez, como residente de Medicina Interna; Fernando Zorrilla Herrera, residente de Anestesiología; tres sub-residentes de Cirugía: Gregorio González Mariscal, Alfinio Flores Beltrán y Ernesto González Durán; tres sub-residentes de medicina Interna: Samuel Dorantes, Luis Moreno Corzo e Ignacio Sánchez Cordero y 24 médicos internos rotatorios graduados en la generación de 1946 de la Escuela.
 
  En 1952 por disposición presidencial se establece el internado rotatorio obligatorio de dos años de duración para todos los médicos egresados de la Escuela Médico Militar y desde entonces la residencia posterior se escogió en forma selectiva ente los mejores internos para continuar como sub-residentes y residentes médico-quirúrgicos.
  El sistema se hizo piramidal y para 1960, de todos los internos se escogía a 10 sub-residentes, de ellos a 3 residentes y de éstos últimos, a un jefe de residentes, quien tenía la oportunidad de estar en el Hospital 5 años, obteniendo así una formación médico-quirúrgica muy completa. Los médicos egresados de esta residencia hicieron papeles distinguidos en diversas instituciones nacionales y del extranjero, caracterizados siempre por un desempeño ejemplar, responsable, eficiente y de alta calidad profesional. Sin embargo el sistema dejaba muchos médicos con una formación incompleta en diversos escalones de la residencia, que no obtenían reconocimiento universitario porque su estancia hosptalaria no se había completado.
   Desde 1970 el sistema cambió para hacer residencias de tres años de duración, después del internado y con formación especializada en Cirugía General, Medicina Interna, Gineco-obstetricia y Pediatría.
Desde el 6 de abril de 1970 se creó la Escuela Militar de Graduados de Sanidad como parte de la nueva Universidad del Ejército y  Fuerza Aérea, quedando encargada de la organización y supervisión de todos los cursos y residencias de especialidad del Hospital Militar.
El 15 de septiembre de 1976, al inaugurarse el nuevo edificio de la Escuela Médico Militar, la Escuela de Graduados se trasladó a su campus, quedando así integrada como departamento de estudios de posgrado de la misma escuela, pero dirigiendo además los estudios superiores de las otras escuelas del Servicio de Sanidad: la Escuela Militar de Odontolgía, la Escuela MIlitar de Enfermeras y la Escuela de Oficiales de Sanidad Militar.
Estas instituciones educativas, junto al Hospital Central Militar, y a las Unidades de atención especializada de la Mujer, de Odontología y de Especialidades Médicas forman un verdadero Centro Médico del mas alto nivel para la atención del personal de las Fuerzas Armadas.